Visita de cocido madrid al cocido madrileño de Casa Carola en la calle Padilla, 54.

Casa Carola – Visita 2

Segunda visita de Cocido Madrid a Casa Carola. Un clásico de la capital con un historial ampliamente contrastable.

Pensando en el motivo por el que hemos tardado tanto en volver a esta casa, la de la calle Padilla, la verdad es que no encuentro una explicación convincente.

Es este un cocido contrastado que habría merecido una segunda visita por parte de nuestra asociación, y más sabiendo que hemos visitado varias veces otras casas de la capital.

Vamos con la crónica de este cocido que nos comimos el último fin de semana del mes de mayo antes de que cerraran durante la temporada estival. No lo busquen desde junio hasta septiembre.

El cocido madrileño de Casa Carola es una sesión completa, empezando por unos entrantes de croquetas de cocido, para terminar con los postres. Todo incluido en el precio.

El primer vuelco de los tres que proponen  lo protagoniza la sopa, que se sirve en sopera de barro de la que los comensales se pueden servir a gusto y, si así lo consideran oportuno, repetir.

Una sopa consistente, con cuerpo y que denota que detrás hay ingredientes seleccionados con criterio.

 

No faltan tampoco las piparras, que en este caso era suaves.

 

El segundo vuelco lo componen las verduras y los garbanzos. Son estos últimos unos auténticos garbanzos castellanos. Grandes, bien cocidos, mantecosos y sabrosos por igual.

Uno de los platos fuertes de este cocido.

Los garbanzos se podían acompañar de una salsa de tomate casera con un buen toque de comino, que tan bien va para apaciguar los estragos de los garbanzos en las sobremesas.

 

 

En otra fuente aparte se pueden encontrar las verduras.

Con un repollo rehogado sin pimentón, algo insípido, unas zanahorias, patatas y puerro que sí se dejaban comer.

 

Y por último, de nuevo en una fuente aparte, el tercer vuelco de las carnes.

Se podía encontrar el pollo, en muslos, uno por comensal, el morcillo, jugoso y con buen fondo, el jamón, algo escaso pero de gran carácter, el tocino, bien cocido y de lo mejor del conjunto, un chorizo de calidad y por último la controvertida morcilla. Seguimos sin entender esto de la morcilla, y más en un cocido con solera como este.

 

Como resumen podemos comentar que Casa Carola sigue siendo uno de los cocidos referentes de Madrid. Con una calidad contrastada y que no defrauda.

Por eso la seguimos manteniendo en la parte de alta de la tabla con una nota final de 8,3, muy cerca del top 10.

La visita merece la pena.

 

 

Casa Carola – Víctor Andrés Belaunde

 

Casa Carola (C/ Víctor Andrés Belaunde, 6).

Esta nueva jornada tuvo lugar el sábado 24 de Abril de 2010 y el sitio elegido para la prueba de cocido madrileño fue Casa Carola en su sede de la calle Víctor Andrés Belaunde.

Ya habíamos estado en la sede matriz y teníamos ganas de probar la calidad de esta delegación de la calle Víctor Andrés Belaunde.

El cocido en Casa Carola se presenta, como debe ser, en tres vuelcos precedidos de un aperitivo de aceitunas.

El primer vuelco está compuesto por la sopa y el acompañamiento.

La sopa estaba servida en cuenco de barro del que te podías servir la cantidad que quisieras. La sopa, de densidad media, estaba aceptable aunque se echaba en falta algún recuerdo graso más. Los fideos eran finos y de cocción adecuada. Se podía repetir si se quería. El acompañamiento era de guindillas y cebolleta.

El segundo vuelco incluía garbanzos y verdura. Los primeros eran castellanos, algo crudos y con relativo poco sabor. Manejables. Se podían mezclar con una salsa de tomate con orégano y comino lo cual es de agradecer.

La fuente de verdura incluía el repollo, zanahoria, patata y puerro. Todo en la media pseudolight del conjunto aunque no se puede decir que la calidad fuera baja.

El tercer vuelco era la fuente con morcilla, chorizo, jamón, morcillo, pollo, tocino y hueso de caña con su tuétano. Todo en la media del conjunto excepto el tocino que tenía una buena calidad, lo malo era el punto de cocción, demasiado duro aunque sacaba muy buen sabor.

En el precio de 29€ por persona se incluye el postre, pan y agua. Los chupitos corren por cuenta de la casa. Vino aparte.

Como resumen podemos decir que recordamos el cocido de la sede de Padilla más consolidado que este que se queda con una nota en la media, sin pretensión de llegar a las posiciones de cabeza.

Nota final: Medio

 

Casa Carola – Padilla

Casa Carola (C/ Padilla, 54) es un clásico de la capital en esto del cocido madrileño.

Este lugar aparece en todas las listas de los cocidos más importantes de la capital y lo hace por méritos propios. Expliquemos por qué.

El cocido lo sirven como debe ser en tres vuelcos, aunque como previo ponen un aperitivo consistente en unas croquetas de cocido.

En el primer vuelco traen la sopa en sopera, para que cada uno se vaya sirviendo.

Sopa de gran calidad, de las mejores que hemos probado. Con la grasa justa, turbia, y sabor correctos. De lo mejor del cocido. Y viene acompañada de las típicas guindillas, en este caso algo secas, y cebolleta

además de una salsa de tomate con comino

El segundo vuelco lo componen los garbanzos y la verdura. Los garbanzos, enormes, muy correctos en textura y sabor.

La verdura (zanahoria, puerro, patata, repollo, cebolla), normal. Se sigue pudiendo repetir.

El tercer vuelco son las carnes. Morcillo, Jamón, Tuétano, Chorizo, Pollo, Morcilla y Tocino. Todo muy correcto. El tocino estaba bueno y en el grado justo de cocción. Por lo visto el tuétano estaba también bastante bueno y el chorizo, sin ser el mejor que hemos probado, no desmerecía tampoco.

Todo esto acompañado de un vino Torremilanos a 21€.

En resumen, un cocido muy serio, generoso en cantidad y poderoso en calidad.

Si a esto sumamos que, por los 29 € que vale, te incluyen postre, café y chupito nos queda un sitio de referencia. Y no hay muchos.

Al final unos 33 euros por cabeza

Nota final: Medio-alto

Casa Carola
Compártelo:

2 pensamientos en “Casa Carola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.