2ª visita

Establecimiento cerrado.

Segunda visita a la Taberna de Buenaventura.

Al ser una de las clásicas y, pese a no haber tenido una buena experiencia en nuestra primera visita, decidimos darle una nueva oportunidad, primero porque la visita anterior vino después de compararlo con el Charolés y quizás no fuimos justos con la crítica. Dicen que de sabios es rectificar y en esta ocasión, para ser sinceros, debemos hacerlo. El cocido que nos presentaron estuvo a la altura de las críticas que tiene el restaurante.

Un cocido completo, en tres vuelcos y realmente conseguido que pasamos a describir.

El previo, unas guindillas, bastante picantes, y aceitunas gordal:

Buenaventura guindillas

En el primer vuelco se nos presentó una sopa que si bien había sido desgrasada tenía el gusto correcto.

Buenaventura sopa

La cantidad que nos pusieron era suficiente y nos dejaron la sopera para servirnos lo que quisiéramos. Hubo varios que repitieron, entre los que me incluyo. Por poner un pero personal, los fideos eran demasiado finos, aunque sobre gustos los colores.

Buenaventura sopera

Como acompañamiento salsa de tomate, vinagreta y guindillas:

Buenaventura

El segundo vuelco lo componían unas bandejas con los garbanzos, repollo, zanahoria y patata. Los garbanzos castellanos de considerable tamaño estaban justamente cocidos y tenían una consistencia y sabor sobresalientes. De lo mejor del cocido. No así el repollo que estaba insulso.

Buenaventura segundo vuelco

El tercer vuelco lo componen las carnes, en este caso chorizo (individual por comensal), morcilla, morcillo, jamón, hueso de caña con su tuétano, tocino con algo de veta, pollo, relleno (una bola del tamaño de una albóndiga media por persona).

Del conjunto cabe destacar el chorizo y sobre todo el tocino que estaba bien cocido y sobre todo muy sabroso. Creemos que ésta ha sido la gran diferencia con respecto a la visita anterior. Es importante hacer notar que el hueso de caña es difícil de ver hoy en día y que todavía queden locales donde lo ofrezcan es de agradecer.

Buenaventura tercer vuelco

Como resumen podemos decir que el conjunto es realmente notable y por eso nos desdecimos para ser justos con esta casa que a partir de ahora tiene nuestras puertas abiertas.

En total la sesión nos salió, con vino (Beronia) de 15€ por botella, por algo más de 25€ por cabeza. Justo precio y muy buena relación calidad-precio

Buenaventura vinoBuenaventura factura

La nota final sería medio-alta.


1ª visita

Lugar: Taberna de Buenaventura (Calle de Hermosilla 69, Madrid)

Un lugar de reconocido prestigio que aparece muy bien situado en todas las clasificaciones de cocidos que se puedan consultar.

Esta no fue nuestra experiencia y trataré de explicar por qué.

La cosa empezó con la sopa como primer vuelco. Muy aguada y sin fundamento que diría alguno. El adjetivo que creo mejor la define es “pobre”.

El segundo vuelco estaba compuesto de garbanzos y verdura. Los garbanzos, como no podía ser de otra forma después de probar la sopa, estaban bastante insípidos, aunque se dejaban comer por textura y tamaño. Fueron bastante escasos. La verdura acompaño de forma correcta. Pusieron, y es la primera vez, una salsa de tomate y una vinagreta que por lo visto son buen acompañamiento para los garbanzos.

El tercer vuelco fue carne, mucha carne. Casi todo morcillo acompañado de ínfimos trozos de chorizo, lo mejor del cocido, un poco de tuétano en hueso de caña y algo de morcilla. Un apunte: NO HABÍA TOCINO!!!

Resumiendo puedo decir que el cocido fue un fracaso. Lo votamos como el peor hasta la fecha.

Taberna de Buenaventura
Compártelo:
FacebookTwitterGoogle+DeliciousPocketEvernoteMeneame

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.