La nueva jornada de Cocido Madrid se realizó en el Restaurante Colección Cibeles, sito en Plaza Cibeles, 1A, 28014 Madrid , en el ayuntamiento de Madrid.
Una nueva jornada de Cocido Madrid en busca del mejor cocido madrileño.
En esta ocasión seguimos aprovechando las nuevas propuestas que nos ofrece la Ruta del Cocido Madrileño 2017.

Sinceramente, no habíamos recibido referencias de que en este restaurante se sirviera cocido madrileño, al menos fuera del menú semanal habitual.

El cocido se sirve en tres vuelcos, o eso creemos.

El primer vuelco sí es fácilmente identificable.
La sopa, de sabor aceptable y con una densidad grasa algo escasa. Hubo desgrase. La nota de la hoja de menta ya la habíamos visto en otra ocasión.

Palacio_Cibeles_Sopa

No faltaron las guindillas, el tomate triturado, que no salsa de tomate con cominos al uso, y comino molido.

Palacio_Cibeles_Guindillas

A continuación se presentan unos “aislados” garbanzos, sin el resto de las verduras.
Bien es cierto que las viandas con el resto de verduras se presentaron a continuación, por lo que podemos considerar que son tres vuelcos.

Sigamos con los garbanzos, de nuevo con un sabor y grado de cocción aceptables pero sin llegar a sobresalir.

Palacio_Cibeles_Garbanzos

Como ya hemos adelantado, el tercer vuelco era una bandeja con las viandas y el resto de verduras.
De las verduras (repollo, zanahoria y patatas) tampoco hay nada excepcional que comentar. Si cabe un ligero defecto de rehogado en el repollo.
En cuanto a los sabores eran también correctos.

La variedad de las viandas, o lo que se suele llamar “las carnes”, era amplia. Sólo se echaba en falta el hueso de caña.

Palacio_Cibeles_Carnes
El chorizo y el tocino, aunque escasos, sobresalían.
Buenos sabores y cocciones. Podríamos hasta decir que el tocino era de una calidad considerable y eso, como ya se sabe, se nota en el resto.

De la morcilla, morcillo, jamón, pollo y tocino con veta, sin desmerecer tampoco, no podemos decir lo mismo.
El adjetivo sigue siendo aceptable.

Después de probar este último vuelco y constatar que al menos no se ha escatimado en calidad, se entiende que todo el conjunto sea aceptable.
Para ser sinceros, con las últimas experiencias que habíamos tenido con algunos restaurantes de la Ruta, ha sido una sorpresa, que sin llegar
a sobresalir, sí se convierte en un cocido que se podría probar. Tampoco esperen la excelencia más absoluta.

El vino de La Planta acompañaba perfectamente el cocido.

Palacio_Cibeles_Vino

 

 

Nota final: 5,11

Palacio Colección Cibeles
Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.