3ª visita

Nueva visita a uno de los templos por excelencia del cocido madrileño. En esta ocasión incluimos fotos para dar veracidad a la crónica.

Como ya es sabido el Malacatín está en la calle Ruda, 5, en pleno barrio de La Latina y no es muy grande, por lo que encontrar mesa para un número medio-alto de comensales es una labor casi imposible. Nosotros, para ocho, lo logramos después de varios intentos.

Como se puede ver en la entrada este restaurante lleva dando cocidos desde hace tiempo.

El cocido del Malacatín creo que será de sobra conocido y al ser uno de los grandes no podía por menos que tener tres vuelcos.

En el primer vuelco se presenta la sopa en sopera desde la que se puede repetir.

La sopa es uno de los platos fuertes de este local, una sopa con una gran densidad y con una proporción grasa considerable.

Ésto último, lejos de arruinar el conjunto lo enaltece de forma considerable. La famosa capa rojiza (fruto de la cocción con el chorizo) es una seña de identidad de la casa.

El sabor de la sopa es de los mejores que se pueden encontrar en el mercado, eso sí, es poco apta para flojos que gustan de las viandas desgrasadas.

Para acompañar la sopa nos traen guindillas, pepinillos y cebolletas en vinagre.

El segundo vuelco lo componen las verduras y garbanzos. Se presentan en dos bandejas, una con los garbanzos y la patata y otra con el repollo sofrito.

Los garbanzos son castellanos de tamaño considerable, bien cocidos, de buena textura y gran sabor. La patata, como siempre digo, de acompañamiento.

El repollo siempre viene pasado por la sartén y bien hecho. Con un sabor que nada recuerda a los “lavados” que hemos visto en otras ocasiones.

Para los que gusten de mezclar sabores se pueden acompañar las verduras, más bien los garbanzos y patatas, con aceite de oliva.

Para el tercer vuelco se presentan cuatro bandejas con el tocino, morcillo y pié de cerdo, morcilla y chorizo y jamón y gallina.

De la bandeja del tocino no se puede decir que falte cantidad. Casi siempre bien cocido e idóneo para tomar como nos gusta a los de la asociación, aplastándolo con pan.

El morcillo y pie de cerdo tienen una calidad media.

El chorizo sí es reseñable y recordemos que dejó su impronta tanto en la sopa como en el repollo. No así la morcilla que se debe cocer por separado porque la sopa no recuerda su sabor.

Las otras carnes son el jamón y la gallina. Suele ser típico que te pongan una gallina entera si el número de comensales es medio.

La cuenta no es elevada para lo que dan, 19€/persona el cocido con 1,5€/persona de pan. Las cervezas, dobles a 3€.


Nota final: Muy Alta.

 


2ª visita

Lugar: Malacatín (C/ Ruda, 5).

Hacía ya tiempo que habíamos estado en Malacatín y como el impacto que causó fue importante, no en vano es el segundo del ranking, decidimos refrescar la memoria con esa sopa que hasta el momento nadie ha podido superar.

¿Qué se puede decir de su sopa? La conjunción fideos, caldo y grasa en medidas, sabores y texturas casi perfectas nos hizo reafirmarnos en la idea de que esta sopa es la mejor. Ni siquiera el Charolés ha podido con ella. No faltaron guindillas y cebolletas para acompañarla.

Hay que decir que la máxima del lugar es que no puede haber una fuente vacía, y es de agradecer.

De ahí pasamos a los garbanzos, una generosísima fuente de “saucanos” con patata, zanahoria.

La verdura fue presentada en una fuente separada. Aunque abundante también, para mi gusto, es lo más flojo del conjunto, aunque no desmerece. Dos, tres raciones por barba.

Con los ánimos ya templados fuimos a por el tocino. Abundante y bien cocido, nos hizo olvidar los últimos fracasos que habíamos tenido. Sobró, y esto, créanme, es de agradecer.

Entre garbanzo y tocino había tiempo para dar buena cuenta del chorizo, de muy buena calidad, y de la morcilla. Más de una tajada por cabeza de nuevo hizo que pudiéramos repetir todos.

Luego llegó el jamón, el morcillo y la gallina (entera) con los que poco pudimos hacer, si bien no quedaron sin probar.

En resumen, después de esta visita se afianza, si cabe, en la segunda posición y, sin duda, hasta la fecha, es el mejor de la capital. El precio ronda los 20€ por persona.


1ª visita

El Malacatín, muy correcto.

Quizás la sopa pueda ser la que mas nos ha gustado. De cantidad muy bien, como gusta en la asociación, abundante, y de calidad muy bien. Todo rico, garbanzo, carne… mejor que La Bola, pero peor que el Charolés.

Lo que me gustó mucho es el sitio, típica tasca madrileña, pero también tiene una pega, y es que había que estar un poco apretados.

El servicio regular, se puede mejorar.

Malacatín
Compártelo:
FacebookTwitterGoogle+DeliciousPocketEvernoteMeneame

2 thoughts on “Malacatín

  • 15 marzo, 2016 a las 10:28 am
    Enlace permanente

    NO ENTIENDO ESTA CLASIFICACION, ES UN COCIDO EN GENERAL BASTANTE BASTO,
    BIEN LA RELACION PRECIO-CALIDAD. ( ES LO QUE LE SALVA)
    ADEMAS ES EL SITIO MAS INCOMODO PARA COMER A GUSTO, LOS CAMAREROS BASTANTE ANTIPATICOS.. SITIO PARA MASOCAS
    EL TENER QUE COMER POR TURNO HOY EN DIA NOS ES ACEPTABLE.
    ESTA OPINION LA SUSTENTAMOS 30 PERSONAS DE NUESTRA ASOCIACION QUE FUIMOS A COMER

    Responder
    • cocidomadrid
      15 julio, 2016 a las 5:29 pm
      Enlace permanente

      Buenos días Alberto, normalmente intentamos valorar el cocido sin entrar en demasiado detalle del servicio y condiciones ambientales.
      La verdad es que hace tiempo que no hemos ido a comer porque nos está costando que nos den mesa porque siempre está muy lleno.
      Cuando volvamos intentaremos valorar el cocido de nuevo a ver qué nota le sale.
      Un abrazo.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.