A esta casa de comidas llegamos desde una lista de los mejores cocidos leída de no sé dónde.

Aprovechamos la visita de un amigo de ultramar para pasarnos por esta tasca de toda la vida, regentada por gente de la misma condición.

El cocido se presenta en dos vuelcos, y el primero está compuesto por la sopa, servida en sopera de la que se podía repetir a gusto. Sopa de apariencia turbia que podía presagiar consistencia, no llegó a tanto aunque tampoco podemos decir que estuviera lavada. Correcta.

A continuación nos trajeron en un segundo vuelco los garbanzos y las carnes, aunque en fuentes separadas. Un poco de jamón, tocino con veta (no había tocino sin ella), morcilla, chorizo, verdura, pollo, patata y morcillo. No había nada que se pueda destacar del conjunto y  como resumen se puede decir que la calidad era media.

Es un sitio este para visitar si se está explorando como nosotros y además por un precio bastante ajustado.

La Tasca Suprema
Compártelo:
FacebookTwitterGoogle+DeliciousPocketEvernoteMeneame

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.