Una vez más la crónica de la jornada, del 23 de Octubre de 2010, tiene como protagonista el cocido. Un cocido en un nuevo lugar, sito este caso en el barrio de chamberí, concretamente en La Plaza de Chamberí, 1 de Madrid del que toma nombre.

Tampoco estamos hablando en este caso de un sitio especializado en cocido. No deja de ser un restaurante que tiene este plato como parte del menú un día del fin de semana.

El cocido viene presentado en dos vuelcos, en una primera sesión se presentan unas guindillas bastante suaves y manejables.

además de la sopa que te sirven desde sopera y de la que se puede repetir. Con un sabor bastante conseguido y una cantidad de grasa adecuada, aunque algo escasa.

El segundo vuelco incluye el resto del cocido presentado en plato individual y conteniendo pollo, chorizo, morcilla, morcillo, tuétano, tocino sin veta, verdura (repollo, zanahoria y patata) y garbanzos.


Sin duda lo mejor de este cocido ha sido un repollo muy conseguido y unos garbanzos que mantenían buen sabor. El tocino, algo duro, tampoco desmerecía. Del resto de viandas, a parte del chorizo que sobresalía algo más, no se puede decir mucho más.

Con un precio aproximado para el cocido/persona de 20 € y 17 € por botella de crianza de una calidad muy aceptable, puede ser una opción para los interesados en probar nuevas experiencias.

La Plaza de Chamberí
Compártelo:
FacebookTwitterGoogle+DeliciousPocketEvernoteMeneame

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.