Nueva visita de CocidoMadrid en busca de un nuevo cocido madrileño.
En este caso hemos aprovechado la Ruta del Cocido Madrileño 2017 para visitar uno de los restaurantes adscritos.
Hablamos de En Barro Cocido, Calle de los Artistas, 57, 28020 Madrid, a medio camino entre Cuatro Caminos y Nuevos Ministerios.

Como no podía ser de otra forma, el cocido se hace en pucheros individuales de barro.
Imitando el formato de otra famosa casa de la capital.
De igual forma, la presentación es en dos vuelcos.

En_Barro_Cocido_Puchero

La sopa se vuelca directamente desde el puchero en un plato con los fideos previamente servidos y cocidos.

En_Barro_Cocido_Fideos

Una sopa con buen color, aunque algo menos potente que su amplitud cromática.
Se echa en falta algo de riqueza oleica que es la que al final proporciona el sabor.

En_Barro_Cocido_Sopa

Las guindillas tampoco faltaron. Normalmente sirven para que el vinagre aligere la grasa de la sopa, aunque, como decimos, en este caso no era tan necesario.

En_Barro_Cocido_Guidillas

La verdura se sirve también aparte, y a la vez que el resto de viandas restantes en el puchero en el segundo y último vuelco. Una verdura correctamente rehogada con ajo y algo de pimentón.

En_Barro_Cocido_Verdura

El resto estaba compuesto por garbanzos, zanahoria, pollo, chorizo, morcillo, morcilla y tocino.
Normalmente esta forma de cocción hace que los sabores amalgamen muy bien, aunque puede que afecte a la presentación de los ingredientes particulares.
No era este el caso y no lo era porque creemos que hubiera sido necesario o darle más tiempo a la cocción o bajar la potencia de la misma.

En_Barro_Cocido_SegundoVuelco

La cuestión es que, sin llegar a estar poco hechos, porque no lo estaban, los ingredientes no habían terminado de tomar los sabores, no habían tenido tiempo. Y es una pena.
Si uno tiene la posibilidad de hacer el cocido en puchero se debe tener la paciencia suficiente para aprovechar lo que éste te da.
El resultado fue que los garbanzos, al igual que la sopa, seguían algo insípidos. Y lo mismo se puede decir del resto de componentes.
No vamos a encumbrar a ninguno de ellos por encima de los demás.
Fue un conjunto equilibrado. No en vano habían compartido una cocción, como hemos dicho ya, demasiado corta.

Por tanto, no podemos hablar bien de la experiencia. Queremos pensar que en este mismo restaurante las habrá habido mejores.

Por un precio de 18€ por persona, sin bebida, esperábamos algo más.
Sobre todo por ser una iniciativa de la Ruta del Cocido Madrileño.

En_Barro_Cocido_Factura

Nota final: 1,2

En Barro Cocido
Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.